Inicio/Clientes/Campañas/#LasToallitasAlCubo/Te lo dicen los que saben

Te lo dicen los que saben

Comunidades y viviendas individuales Fontaneros y profesionales Trabajadores de saneamiento Guarderías, residencias

Te lo dicen los que saben icono web

La problemática de los atascos por toallitas afecta a muchos sectores de la sociedad, y  acaba convirtiéndose en una cadena en el que intervienen diferentes colectivos, entre los que se encuentran desde, en primer lugar, los usuarios que lo padece en sus hogares o lugares de trabajo; los fontaneros y empresas de desatascos, que son los que, a continuación, intervienen; hasta ya, en última instancia, los trabajadores de depuradoras y saneamiento, que son los que se encuentran con los problemas más  graves.

A continuación,  se recogen una serie de testimonios de afectados:

Comunidades y viviendas individuales

Viviendas

“Hace unas semanas se atascó la arqueta de la comunidad de propietarios donde vivo y, aparte de las molestias por el olor tan desagradable que produce , me sorprendió mucho cuando el operario me dijo cuál había sido el motivo principal: las toallitas higiénicas.

Al principio me lo tomé a broma hasta que me enseñó la masa compacta que habían formado y, la verdad, me quedé impactada.

Es un problema muy serio al que no le damos la importancia que se merece, y si la gente viera los daños que provoca, no volverían a tirar más toallitas al inodoro”.

Alicia, usuaria

En los años que llevo como Administrador de fincas, se han incrementado enormemente los atascos en las comunidades de vecinos, y todo es por los productos que se tiran al váter, cuando no debieran echarse ahí. Yo me he encontrado de todo: pañales, productos higiénicos femeninos, preservativos, comida…hasta ropa; pero lo más preocupante son las toallitas húmedas; la gente no se puede imaginar lo que forman y el daño que hacen a las tuberías y a las arquetas. Hay edificios que necesitan desatascos cada vez más continuos por ese problema, con el consabido coste económico y las molestias que causan entre los vecinos, sobre todo por los malos olores.

Lo malo es que gente no se conciencia ni aunque haya carteles informativos en los portales e, incluso, cuando se le pregunta sobre sus hábitos, siempre niegan tirar nada por el inodoro”

Borja, administrador de fincas

Fontaneros y profesionales del desatasco

“En los últimos años ha habido un aumento muy importante  de llamadas a la empresa de desatascos donde trabajo y, casi siempre, las culpables son las toallitas húmedas; aunque no tengo una cifra exacta, solamente el año pasado ha habido más de mil casos en Sevilla. El más espectacular fue un edificio de donde se sacaron 10 bolsas grandes repletas de toallitas.

Todos estos atascos afectan directamente al ciudadano, primero porque son desagradables y, sobre todo, porque  les suponen un gasto ya que , aunque la mayoría de las comunidades tienen contratado un servicio de mantenimiento, cada servicio extra o urgente viene a costar unos 60 euros, y cuando repercute en el bolsillo de uno ahí es cuando nos duele”

Mónica, empleada en empresa de desatascos

Llave Inglesa

cartel comunidad toallitas

“En nuestra empresa hemos tenido, aproximadamente, unos 1.400 avisos de desatascos en el 2014, cifra superior a la de años anteriores, lo que nos da una perspectiva de los problemas que causan las toallitas húmedas.  En la actualidad casi el 60 % de los atascos que atendemos son provocados por estos productos, ya sean de tipo higiénico como desmaquillantes.

Concretamente, tuvimos el caso de una comunidad de propietarios en la cual, a causa de las toallitas, hubo que realizar una obra para descubrir las arquetas que estaban totalmente segadas y obstruidas, ya que la maquinaria era incapaz de sacar lo que había dentro.

Para la ciudadanía es un verdadero engorro porque, a las molestias que causa un desatasco hay que añadir el gasto económico que supone,  unos 50 euros la hora  dependiendo de factores como la nocturnidad, si es día laborable o festivo, etc.

La solución pasaría por concienciar a la población de los inconvenientes que tiene tirar las toallitas al váter, y poner carteles informativos en los edificios, como por ejemplo el que colocaron en una comunidad de San José de la Rinconada”

Sergio, empresa de alcantarillados

Trabajadores de saneamiento y depuradoras

saneamiento

“El problema de tirar toallitas al váter se está convirtiendo en un verdadero quebradero de cabeza para nosotros, y cada vez es más frecuente. El primer lugar donde se produce el atasco se da en la conexión con la red de alcantarillado para pasar después a las Estaciones de Bombeo, cuyas infraestructuras son las más perjudicadas. Esto, además, trae como consecuencia un gasto añadido en cuanto a averías, limpieza y mantenimiento de esos equipos, que son los que ayudan a conducir el agua residual hasta las depuradoras, que al final también terminan afectadas.

Lo que el ciudadano tiene que saber es que cuando las toallitas llegan a las depuradoras, están intactas, sin degradarse, porque están hechas de un material que no es apto para ello, aunque estén etiquetadas de forma que puede llevar a confusión, y por eso no se eliminan en la primera fase de filtrado.

Además cuando se producen fuertes lluvias empeora la situación, porque al aumentar los atascos en las alcantarillas, unido a las bolas de toallitas húmedas allí almacenadas, hace que se desborden en muchas ocasiones y provoquen situaciones caóticas en muchas calles de las ciudades”

José Antonio, operario de saneamiento

Guarderías, residencias de ancianos, bares

“Como trabajadora de una guardería utilizamos mucho este producto y aunque reconozco que nos cuesta no tirar las toallitas al inodoro, más que nada por comodidad, o porque se te olvida, cada vez estamos más concienciadas del problema, sobre todo porque últimamente aparecen muchos más casos en la prensa, algo que hace años no ocurría.

Además, intentamos comprometer a los padres en la tarea de que tiren siempre las toallitas o los pañales a la papelera del baño o al cubo de basura, pero, en mi opinión, el problema es difícil de solucionar porque somos animales de costumbres y, en el fondo, no pensamos en el daño que esto puede hacer”

 Rocío, empleada de guardería

Guarderías