Embalse Minilla

Embalse Minilla

El agua de EMASESA procede de entornos naturales

Captamos el agua en las cuencas de río cuyos trazados discurren en su mayor parte por entornos protegidos, como los parques naturales de Aracena y Picos de Aroche, y Sierra Norte.

¿Cómo es el agua de nuestros embalses?

Nuestros embalses están situados en una cuenca silícea que tiene poca actividad agrícola, ganadera e industrial y pequeñas aglomeraciones urbanas, por lo que el agua de primer uso no sufre impactos importantes en cuanto a vertidos derivados de la actividad humana. Todo ello contribuye a que el agua sea de excelente calidad.

Nuestro Ciclo Integral del Agua inicia con la captación de agua de lluvia en los más de 2.280 km² de superficie de las cuencas receptoras que suman los 6 embalses de los que disponemos. El Sistema de Abastecimiento de EMASESA cuenta con 6 embalses:

El agua bruta captada contiene materia orgánica, materia inorgánica (ambas tanto de origen natural como antrópico) y microorganismos (patógenos y no patógenos). Por ello es necesario realizar un tratamiento de potabilización para adecuarla al consumo humano.

Por tanto, este agua es conducida hacia nuestras estaciones de tratamiento de aguas potables mediante kilómetros de redes de aducción dotadas, en su caso, de los sistemas de bombeo necesarios para salvar las diferencias de altitud existentes entre los embalses y dichas instalaciones.

La calidad del agua de los embalses cambia a lo largo del año y viene determinada en gran medida por la conservación de sus cuencas de recepción y las actividades que se desarrollan en ellas. Te invitamos a hacer un seguimiento más completo de nuestros embalses en “Situación de los embalses“.