Estaciones de Tratamiento (E.T.A.P.)

Foto portada

 EMASESA dispone de tres estaciones de tratamiento de agua potable:

Estas estaciones tienen por objetivo transformar el agua natural o bruta en agua potable; es decir, en agua apta para el consumo humano, sumando una capacidad máxima de tratamiento de 876.000 m3/día.

El agua bruta que llega a la potabilizadora contiene materia orgánica, materia inorgánica (ambas tanto de origen natural como antrópico) y microorganismos (patógenos y no patógenos). El agua bruta como consecuencia de esto suele tener color, turbidez y a veces olor, además de otros muchos elementos y compuestos.

El agua potable, por su parte, debe carecer de sabor, olor, color o turbiedades desagradables que provoquen el rechazo de los consumidores. Igualmente debe ser sanitariamente apta para consumo no produciendo enfermedades de transmisión hídrica ni otras alteraciones para la salud. Por tanto, deben eliminarse del agua todos aquellos elementos, compuestos o patógenos que afecten al confort o a la salud y cumplir en todo momento las especificaciones legales que la regulan y que están contenidas en el RD. 140/03 por el que se establecen los Criterios Sanitarios de la Calidad del Agua de Consumo Público.