Planta de Compostaje de Lodos

girasoles

Como resultado de la separación de los contaminantes del agua, se obtienen unos lodos con un alto contenido en materia orgánica que en Emasesa valorizamos mediante un tratamiento económicamente eficiente y ambientalmente correcto en nuestra planta de compostaje o mediante la aplicación agrícola directa, dándole a estos residuos una segunda vida como abono en los cultivos locales.

Los fangos y lodos obtenidos en las EDAR (ricos en materia orgánica) y en la ETAP se acondicionan y tratan en una Planta de Compostaje, aprovechando las características de los minerales que estos residuos tienen, valorándolos mediante la digestión aerobia de los desechos orgánicos. Gracias a este tratamiento, conseguimos su higienización y la reducción de la materia orgánica de los lodos, para su posterior aplicación como enmienda agrícola y cuyo empleo origina como resultado un incremento de la producción del cultivo sin alterar la calidad del producto, suelo ni medio ambiente.

La Planta de Compostaje proporciona un valor añadido al principal residuo generado por la depuración de aguas residuales.

La primera Planta de Compostaje fue construida en el año 1993. Posteriormente se diseñó una nueva Planta de Compostaje de lodos que fue inaugurada en 2003 y que dispone de una superficie de 25 ha. La incorporación de las Naves de Secado Solar representa una innovación tecnológica para el tratamiento y gestión de los lodos procedentes de la depuración de las aguas residuales, y una iniciativa para estudiar nuevas estrategias destinadas a reducir el impacto generado por las fases de almacenamiento y pre-secado en instalaciones de compostaje.