Inicio/Conócenos/¿Quiénes somos?/Aniversarios Emasesa/50 aniversario ETAP El Carambolo

50 aniversario ETAP El Carambolo

0 carambolo1
 

El 12 de noviembre de 1.963 se inauguran las instalaciones de la Planta de Tratamiento de Agua Potable de El Carambolo por el Ministro de Obras Públicas y siendo Alcalde de Sevilla D. Mariano Pérez de Ayala. La planta se sitúa en el término municipal de Camas y está destinada a la producción de agua potable a la población
 
Esta construcción supuso un hito importante que marcó el paso de un sistema de abastecimiento muy limitado, hacia un sistema moderno que permitió que Sevilla pudiera disfrutar de un agua potable de mejor calidad sanitaria, mejorando las condiciones de vida de la población.
 
La Estación de Tratamiento de Agua Potable de El Carambolo es hoy un referente en el abastecimiento de agua potable.
 
La citada inauguración culminó un ambicioso plan que llevaba ya muchos años de gestación y que posteriormente se continuó con fases sucesivas y que llevaron a la configuración actual de nuestro sistema.
 
La obra inaugurada no solo consistía en la planta de tratamiento propiamente dicha, sino que incorporaba un canal específico de traída de agua desde el embalse de la Minilla (Canal de la Minilla) así como nuevos depósitos de almacenamiento ubicados en los cerros del Carambolo, y sus arterias de conexión a la red de distribución existente. El conjunto de estas obras significó una inversión aproximada de 700 millones de pesetas, que fueron sufragadas equitativamente por el Ayuntamiento de Sevilla y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.
 
La primigenia estación de El Carambolo contaba con la más moderna tecnología de la época, con 4 decantadores tipo Acelator, 12 filtros de arena rápidos y sistema de desinfección mediante cloro, capaces de tratar 2.500 litros por segundo; se completaban las instalaciones con un depósito de almacenamiento de agua tratada de 100.000 m3 de capacidad. En 1.968 se duplicó esta instalación hasta alcanzar los actuales 5.000 l/s y 200.000 m3 de almacenamiento de agua tratada.
 
La antigua estación de filtraje de La Algaba, que se alimentaba del propio cauce del río Guadalquivir, no podía mantener la calidad del agua con seguridad y fiabilidad, y además era poco eficiente desde el punto de vista hidráulico y energético.
 
Con la inauguración de las obras, se produce una mejora importante del rendimiento hidráulico, ya que se dispone de un canal que unía el embalse con la planta de tratamiento que conllevaba que no se perdiera el recurso y se controle el mismo. Además la planta está diseñada para funcionar clarificando el agua con tecnología físico-química, mejorando además los procesos de desinfección con cloro, que ya venían utilizándose anteriormente.
 
Por otra parte, el sistema se hace más fiable, aumentándose la capacidad de reserva de agua tratada con la incorporación de los depósitos de cabecera elevados sobre la ciudad, lo que confiere al sistema la facultad de mantener presiones estables y suficientes para abastecer a la población sin mayores costes energéticos.
 
En resumen, el nuevo sistema unifica no sólo la calidad, sino también la percepción de calidad por parte del ciudadano, al tener una única fuente, un único tratamiento y una distribución homogénea.
 
No obstante, Sevilla y su área metropolitana siguieron creciendo y, paralelamente, lo ha hecho también su abastecimiento. Se incrementaron los recursos disponibles con la construcción de nuevos embalses: Aracena, Gergal, Zufre, y recientemente Melonares. Se construyeron los depósitos de cola de Adufe y la conducción de conexión con los de Carambolo. Y por supuesto la ETAP de El Carambolo creció, se mejoró y modernizó.
 
Así, en 1.986 se culmina una segunda línea de tratamiento para ampliar la capacidad hasta los 10.000 litros por segundo y un segundo depósito de cabecera de 65.000 m3.
 
Posteriormente, ya en la década de los años 90, se instalaron sistemas que permiten tratar aguas de peor calidad, como sucede durante los periodos de sequías, mediante ozono, carbón activo en polvo y granular, y se realiza una instalación de recuperación de aguas de proceso, con la que el 99,7% del agua que llega a la planta se entrega para su consumo.
 
Otro hito importante es la incorporación a la planta de tratamiento de los más modernos sistemas de control, automatización e información.
 
Aun así, las obras no son el único elemento de modernización presente en El Carambolo. Conceptos tales como respeto al medioambiente, sostenibilidad, eficiencia, prevención, educación social e información al ciudadano han sido incorporados a la gestión y se desarrollan de manera rutinaria mediante sistemas integrados de gestión de la Calidad, Medioambiental y de Prevención de Riesgos.

ETAP El Carambolo

ETAP El Carambolo

ETAP El Carambolo

ETAP EL Carambolo

ETAP El Carambolo

Vista ETAP El Carambolo

ETAP El Carambolo