Descárgate la APP 'Mi Emasesa' en

Mitigación en el ciclo integral del agua

Acciones para reducir nuestro impacto en el medio ambiente

La emisión continua de emisiones de GEI causará un mayor calentamiento global y aumentará la probabilidad de impactos graves, generalizados e irreversibles para las personas y los ecosistemas. Uno de nuestros objetivos es disminuir los efectos del cambio climático y para esto asumimos nuestro compromiso de reducir de forma sustancial las emisiones de GEI a través de acciones de mitigación.

Las acciones de mitigación son aquellas enfocadas a, reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero generadas por efecto de la actividad humana, o potenciar los sumideros para su retirada de la atmósfera.

Nuestras acciones de mitigación van dirigidas a la reducción y retirada de la atmósfera de los gases de efecto invernadero generados como resultado de la gestión del ciclo integral del agua.

Por tal razón, hemos fijado una reducción del 30% en las emisiones para el 2020 en comparación con el 2015. Para esto realizamos numerosas acciones centradas en alcanzar un nivel de emisiones que no superen las 20.000 tCO2e anuales.

Durante nuestro proceso de depuración generamos lodos, compuesto de materia orgánica, que son estabilizados o descompuestos mediante bacterias capaces de actuar en ambientes con las características de estos lodos, es decir, sin oxígeno (anaerobios) y en unas condiciones de temperatura de entre 30º y 40º C (mesófilos).

En vez de trasladar los lodos a vertederos en EMASESA tomamos acción al poner en marcha la digestión de los lodos en su proceso de descomposición, donde las bacterias generan emisiones de gases, mayoritariamente, metano. Estos gases emitidos pueden ser usados como fuente de biogás, por la tanto mediante el proceso de digestión de los lodos aumentamos la suficiencia energética, disminuyendo las emisiones derivadas de la compra de energía (hasta 6.815 tCO2 en 2017).

Además de esta reducción de emisiones de tipo 2, evitamos emisiones en el proceso de tratamiento de residuos al ser transformados en recursos ( 8.677 tCO2e en 2017), siguiendo los principios de la Economía Circular.

Nuestra flota de vehículos suma un total de más de 200 vehículos, de los cuales 100 unidades son turismos y, por tanto, susceptibles de ser sustituidos por vehículos 100% eléctricos.

En 2018 pusimos en marcha un total de 48 vehículos eléctricos, los cuales buscamos ampliar hasta 63 en 2019 estando fijado como objetivo llegar a los 70 vehículos para 2021.

En la actualidad apostamos por llevar nuestras flotas eléctricas al siguiente nivel con el uso de dos innovaciones, la tecnología de IOT (coche conectado), que ha permitido establecer el uso, recorrido y kilometraje de los vehículos para establecer cuáles pueden ser sustituidos por eléctricos sin alterar el servicio y un sistema de Carsharing o coche compartido que permite la adjudicación del vehículo más eficiente disponible en el momento de su reserva y uso.

A 2019 en EMASESA disponemos de 3 centrales minihidraúlicas con las cuales realizamos el aprovechamiento de los recursos hídricos para la generación de energía limpia y renovable.

Nuestras centrales están localizadas en Aracena, Zufre y Minilla, y cuentan con 3 turbinas que juntas suman una potencia de 11,3 MW. Durante 2017 las tres centrales generaron 20.427 MWh, lo que supuso evitar emitir 7.967 tCO2e.

Entre nuestros planes para la reducción de las emisiones de GEI se encuentra la apertura de una cuarta central que se instalará en el aguas debajo de la presa de El Gergal, en el río Rivera de Huelva por su margen izquierda y que contará con contará con dos turbinas tipo francis y con una potencial total instalada de 3,6 MW.

Esta norma internacional sobre sistemas de gestión de la energía y requisitos con orientación para su uso, persigue sistematizar procesos para analizarlos y descubrir oportunidades y criterios de ahorro y eficiencia.

En EMASESA estamos en proceso de implementación de dicha, con el objetivo de conocer de manera detallada el comportamiento a lo largo de todo el sistema de consumos energéticos, los costes asociados a éste y sus emisiones de GEI, facilitando la implementación de mejoras que potencien la eficiencia en nuestros procesos.

Entre nuestras acciones contra el cambio climático se encuentra nuestro compromiso con el resto de las empresas municipales a que durante los próximos 5 años, la energía adquirida se hará a través de una empresa que garantiza la Garantía de Origen, o lo que es lo mismo, el origen verde, limpio y renovable de la energía adquirida.