Inicio/Conócenos/Tratamiento

Tratamiento

Tu agua lista para su consumo

Nuestro tratamiento de potabilización garantiza que el agua cumpla con los requisitos de salud requeridos por la normativa en vigor, asegurando su calidad y salubridad, con el fin de eliminar cualquier tipo de contaminación en ella y proteger la salud de las personas.

El agua bruta contiene materia orgánica, materia inorgánica y microorganismos, además de poseer sabor, olor, color y turbiedad. Estos elementos son eliminados mediante los diferentes procesos que conforman nuestras estaciones de tratamiento de agua potable:

Pretratamiento

Eliminamos, mediante un cribado progresivo, los cuerpos extraños presentes en el agua. En el proceso de preoxidación se introducen en el agua distintos agentes químicos que reaccionan con las materias orgánicas e inorgánicas disueltas y susceptibles de ser eliminadas por oxidación.

Coagulación - floculación

Separamos las partículas que flotan en el agua para poder extraerlas. Con el fin de favorecer la sedimentación de estas partículas, procedemos a la adicción de distintos productos químicos, al tiempo que agitamos rápida y lentamente de forma alternativa, facilitando así la mezcla de los reactivos con el agua bruta.

Decantación

El agua coagulada y floculada pasa a los decantadores, unos recipientes de sedimentación. En ellos, y gracias a la acción de la gravedad, se separan y depositan en el fondo los flóculos (partículas pequeñas agrupadas en otras más grandes y susceptibles de sedimentarse) formados en el proceso anterior. Estos flóculos son extraídos del fondo en forma de fango a través de tuberías purgadoras.

Filtración

Los microflóculos del agua que no han sido extraídos en el proceso de decantación son retenidos en un lecho de arena que actúa como filtro. Las pequeñas partículas quedan retenidas en los huecos existentes entre los granos de arena, al pasar el agua a través del lecho.

Neutralización

Para que el paso del agua no corroa las tuberías ni provoque incrustaciones a la red de distribución, se adhieren al agua reactivos químicos como cal o sosa, ajustando así su acidez.

Desinfección final

Añadimos agentes químicos oxidantes al agua, como cloro y derivados, que además, debido a su persistencia, garantizan la calidad del agua ante posibles contaminaciones accidentales en la red de abastecimiento. Además, llevamos a cabo procesos de filtración sobre carbón activo, ozonización y ablandamiento.

Para cumplir con nuestro proceso de tratamiento del agua tenemos Estaciones de Tratamiento de Agua Potable, cuyo objetivo es transformar el agua natural o bruta en agua potable, es decir, en agua apta para el consumo humano. Estas estaciones cuentan con una capacidad máxima de tratamiento de 876.000 m3/día.

DESCUBRE NUESTRAS ESTACIONES DE TRATAMIENTO

El Carambolo

Ver estación +

El Garrobo

Ver estación +

El Ronquillo

Ver estación +