EMASESA inaugura el Complejo Ambiental para el tratamiento de lodos y residuos orgánicos más grande y avanzado de Andalucía

Se trata de una actuación desarrollada en el marco del proyecto MITLOP, un modelo pionero de economía circular que permite gestionar y valorizar residuos no peligrosos de manera más económica y limpia, sin coste energético ni impacto por olores

El Complejo Ambiental cuenta con una unidad de compostaje avanzado y una plataforma inteligente de gestión avanzada de la calidad del aire y olores, que se complementan con una planta de hidrólisis térmica en la EDAR Ranilla

MITLOP ha supuesto una inversión de 27 millones de euros, de los cuales 11,5 han sido aportados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)

EMASESA ha celebrado hoy la puesta en marcha de MITLOP (Modelo Integrado de Gestión y Tratamiento Avanzado de Lodos de Estación de Depuración de Aguas Residuales y otros residuos orgánicos no peligrosos) tras un año y medio de obras y un presupuesto de más de 27 millones de euros, de los cuales, 11,5 han sido aportados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) dentro del “Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia – Financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU”.

El acto de inauguración ha contado con la presencia del alcalde de Dos Hermanas, Francisco Rodríguez; el consejero de EMASESA y delegado del Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Juan de la Rosa; la directora general de Sostenibilidad Ambiental y Cambio Climático de la Junta de Andalucía, María López Sanchís y el secretario general del Agua, Ramiro Angulo, quienes han coincido en el carácter pionero del proyecto, en su proyección nacional y en su calidad de ejemplo de cómo la innovación, la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental pueden converger en beneficio de la comunidad a través de la economía circular.

De la Rosa ha recordado que EMASESA lleva 25 años gestionando los lodos que se generan en las estaciones depuradoras de aguas residuales de manera responsable, pero “MITLOP supone un paso más, un ejemplo de que las gestoras del agua pueden ser una industria eficiente, un servicio público cada vez más sostenible. Hoy marcamos un hito hacia un futuro más limpio y más verde”.

Durante el evento se ha realizado una visita a las instalaciones del Complejo Ambiental Copero, pieza clave en el despliegue de MITLOP para conocer el alcance del proyecto y la nueva tecnología implantada para la gestión de residuos. En esta, el equipo técnico de EMASESA ha destacado la importancia de este modelo al valorizar tanto los residuos generados por las aguas residuales, como otros que se generan a nivel urbano, por ejemplo, la biomasa procedente de parques y jardines.  Y todo ello con un nulo coste energético, de una forma mucho más barata que cualquier otra empresa de la comunidad autónoma, sin impacto social por olores y ejerciendo una labor didáctica que acerque a la ciudanía a ese gran desconocido que es el final del ciclo del agua.

MITLOP o cómo transformar los residuos en compost, sin olores y ahorrando energía

Con MITLOP, EMASESA se convierte en el primer operador andaluz en disponer de infraestructuras propias para cumplir con la normativa vigente, gestionando de manera autónoma y eficiente lodos y otros residuos orgánicos no peligrosos para su valorización.

Es la primera vez que esta solución para el compostaje intensivo se despliega en un entorno real con grandes volúmenes de producción y con un alto grado de mecanización, monitorización y automatización similar al de sistemas industriales ya en el mercado, pero a escala 10 veces superior.

Este modelo cuenta con tres elementos: la unidad de compostaje avanzado y la plataforma inteligente de gestión avanzada de la calidad del aire y olores en el Complejo Ambiental Copero (Dos Hermanas) y una planta de hidrólisis térmica en la EDAR Ranilla (Alcalá de Guadaira).

La instalación de Copero permite acelerar los procesos de fermentación reduciendo el tiempo y el espacio necesario para llevarlos a cabo y aumentando la eficiencia del proceso. Además, se facilita el control de todas las variables para su monitorización y explotación y posibilita la extracción y desodorización del aire garantizando un impacto ambiental prácticamente nulo.

El suministro eléctrico de este sistema se realiza a través de una planta solar fotovoltaica con una potencia de 1MW que producirá anualmente 2GWh, consiguiendo la autosuficiencia energética y la reducción de la huella de carbono de la instalación.

En el caso de la hidrólisis térmica, se conjuga con la codigestión para la valorización energética de los lodos y la obtención de mayor cantidad de energía limpia en forma de biogás, posibilitando la autosuficiencia energética de estas instalaciones con la consecuente reducción de la huella de carbono.

La EDAR Copero pasa a convertirse en la mayor depuradora de Andalucía y la más puntera en implantación tecnológica. Además, también se convertirá en un referente divulgativo, puesto que cuenta con un centro de interpretación desde el que se promoverán programas de concienciación ambiental para que la ciudadanía conozca cómo se gestionan, transforman y reutilizan los residuos del agua en un ejercicio de economía circular.

MITLOP EN NÚMEROS

  • Un gran esfuerzo económico para EMASESA con el respaldo de la Unión Europea. 18 millones de euros de presupuesto original financiados en un 64% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). La inversión final ha sido de 27.179.145 €, de los cuales, 11.5M han sido aportados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

 

  • Residuos que generan vida. MITLOP permitirá valorizar 112.500 toneladas/año de un mix de residuos no peligrosos (RNP) generados en el área metropolitana de Sevilla integrado por: 9.000 toneladas de lodos de ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable), 33.500 toneladas de restos de poda procedentes de los parques y jardines de Sevilla y su área metropolitana y 70.000 Ton de lodos de EDAR, tanto producidos por EMASESA como por otros operadores de la provincia de Sevilla, que se transforman en compost que vuelve al campo.

 

  • Autosuficiencia energética. Se podrá generar hasta 27 Gwh/año de energía limpia (biogás), lo que equivale al consumo de 8.000 hogares durante un año. Ello evitará la emisión de 6.750 toneladas de CO2 al año. El proceso de desodorización que se lleva a cabo en la planta de compostaje requiere de un consumo de energía significativo. Para garantizar la sostenibilidad, se ha instalado una planta solar fotovoltaica con una potencia instalada de 1MW que producirá, anualmente, 2GWh, lo que permite conseguir la autosuficiencia energética y la reducción de la huella de carbono de la instalación.

 

  • La mitad de hectáreas, casi el triple de producción: antes de MITLOP el complejo tenía una extensión de 10 hectáreas para una producción de 70 toneladas al día. Ahora son 4.5 hectáreas para 194 toneladas al día.