Descárgate la APP 'Mi Emasesa' en
Inicio/Noticias/Emasesa incrementa el tiempo de ejecución y el presupuesto de las obras de Ronda de los Tejares para salvar 241 árboles de la zona

Emasesa incrementa el tiempo de ejecución y el presupuesto de las obras de Ronda de los Tejares para salvar 241 árboles de la zona

Parques y Jardines, Gerencia Municipal de Urbanismo y EMASESA se han coordinado para que la afección a la arboleda sea la mínima, gracias al uso de maquinaria especializada y de procedimientos constructivos alternativos.

Geo Radar en la localización de raíces en la calle San José de Calasanz

El objeto de esta obra de gran envergadura es la instalación de un nuevo colector en el eje de la Ronda de los Tejares, desde la Ronda de Triana hasta la calle San José de Calasanz, necesario para mejorar la capacidad de evacuación de la cuenca oeste de Sevilla y evitar inundaciones en dicha cuenca. Este colector sustituye a los actuales en servicio y que, por su antigüedad, más de 50 años, se han quedado pequeños en capacidad además de obsolescentes

La gran concentración de arboleda  acumulada en la zona de trabajo preocupa a la Empresa Pública del Agua, ya que  en una primera valoración de afección al arbolado existente, se estimó necesario el apeo de 272 árboles, todos los situados en la línea existente en el acerado contiguo al muro de defensa en la ronda de los Tejares, los situados en el paseo peatonal que une la ronde de los tejares con Rubén Darío, y los situados en la calle San José de Calasanz en el acerado contiguo a las viviendas.

Dado que esta cantidad de árboles se consideró desorbitada e inasumible, se ha procedido a un nuevo estudio para valorar un procedimiento constructivo alternativo, capaz de minimizar la afección estimada.

Como resulta de este primer estudio se ha reducido  la cantidad de árboles a apear a 54 unidades, los correspondientes a la calle San José de Calasanz, el paso peatonal antes citado y varias unidades en la Ronda de los Tejares en las zonas donde se hacen conexiones con las redes existentes, al encontrarse estos sobre la traza de los propios colectores, a pesar de que  esta modificación supone un incremento en  1,5 millones de euros sobre lo inicialmente presupuestado ( el 30% adicional del importe adjudicado) y una importante disminución de rendimiento en la ejecución de las obras, con el consiguiente aumento del plazo de ejecución pasando de 11 a 18 meses (7 meses adicionales).

Finalmente, la Empresa Pública del Agua, apostando por la menor afección posible a la arboleda, ha propuesto a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) modificar la traza en planta coincidente con la zona peatonal, junto a la rampa de Rubén Darío, en donde se afectaban 20 árboles, modificando así el trazado hacia la calle Arcángel San Miguel y la calle Alvar Nuñez, evitando en consecuencia la afección de estos. Tras Todas las medidas adoptadas, técnicas alternativas y modificaciones en el trazado, la afección al arbolado queda reducida a 31 árboles, 23 de ellos situados en la calle San José de Calasanz, y 8 en la Ronda de los Tejares.

Añadir que en las zonas de trabajo será necesaria la poda de los árboles para evitar que la maquinaria de obra dañe las ramas con sus movimientos.

Adicionalmente, atendiendo a los requerimientos del Servicio de Parques y Jardines y con intención de reducir aún más  la afección, se ha elaborado el estudio pormenorizado de la afección coincidente con la calle San José de Calasanz, incluyendo la ejecución de catas para la localización de servicios, así como la participación de un GeoRadar (TreeRadar) para determinar la densidad de las raíces del arbolado existente observándose la imposibilidad de salvar estas afecciones. En esta calle se va a instalar un colector de 3, 5 metros de ancho por 2, 5 metros de alto de dimensiones exteriores.

Como consecuencia de esta afección en la reurbanización de la calle San José de Calasanz y como medida de compensación ambiental, se estudia la posibilidad de aumentar el número final de árboles replantados, una vez finalizadas las obras.

TÉCNOLOGIA “TREE RADAR” PARA MINIMIZAR LA AFECCIÓN A LOS ÁRBOLES EN GRANDES CANALIZACIONES

El objetivo del estudio fue detectar la presencia de raíces pertenecientes a los árboles de la calle San José de Calasanz empleando para ello la tecnología Tree Radar para poder valorar el efecto que las obras de remodelación pueden tener sobre esos sistemas radiculares.

El Tree Radar es un georradar que permite detectar objetos debajo del suelo sin necesidad de realizar excavaciones u otros métodos invasivos como las catas y que está especializado en la localización de raíces. Su software específico permite la detección de raíces en el suelo a través de la concentración de agua. Además, el radar también permite localizar otras estructuras, como tuberías, rocas, elementos metálicos.

El estudio del suelo se realizó de manera lineal, escaneando con el radar la calle de forma paralela a la acera y en diversos tramos. En los resultados se observaron raíces en la práctica totalidad de los tramos analizados con diferencias en cuanto a su distribución. En general se detectó mayor densidad de raíces en las proximidades al tronco del árbol y menor en los escáneres más alejados a los árboles.

Los resultados obtenidos en este estudio, en cuanto a presencia de raíces, densidad y distribución, son similares a otros estudios realizados en la ciudad de Sevilla para la misma especie de árboles, Melia azedarach. Aunque se observan diferencias en los distintos tramos analizados, podemos decir que en general los valores de densidad radicular y presencia de raíces están dentro de los parámetros considerados como habituales.

Se concluye por lo tanto que la realización de obras en el entorno implicaría en la mayoría de la sección analizada la afección al sistema radicular de los árboles presentes.

EMASESA, tu empresa pública del agua