Descárgate la APP 'Mi Emasesa' en
Inicio/Noticias/La reurbanización sostenible de la avenida de la Cruz Roja, en el marco del proyecto LifeWaterCool, presente en la tercera conferencia sobre adaptación al Cambio Climático

La reurbanización sostenible de la avenida de la Cruz Roja, en el marco del proyecto LifeWaterCool, presente en la tercera conferencia sobre adaptación al Cambio Climático

La reurbanización sostenible y de adaptación al cambio climático de la Avenida de la Cruz Roja, en la que participa EMASESA como líder del proyecto LifeWatercool, ha sido presentada en la tercera Conferencia «ADAPT to Climate», celebrada de forma virtual en los días 19 y 20 de abril, a cargo del compañero del Departamento de Cooperación y Fondos Europeos, Lucas Perea.

En su intervención, Lucas Perea expresó que el sur de España afronta dos problemas importantes: el incremento aproximado de unos 4,5 grados de la temperatura y el aumento de un 20% de las sequías para finales de siglo, por lo que abordar un proyecto en el que se optimizara el uso del agua y se realizara una adaptación urbana al cambio climático se hacía necesaria.

Así, a través del proyecto LifeWatercool con el que se reurbanizará tanto esta avenida como las calles Dr. Jiménez Díaz, Manuel Villalobos y Jorge Montemayor, además del parque Manuel Garrido del Distrito Macarena de Sevilla, se podrán combatir las islas de calor urbanas, con el diseño de un nuevo concepto de espacio público, que contempla «corredores verdes» para reducir la contaminación atmosférica, el aprovechamiento del agua de escorrentía, para su posterior uso en el riego de plantas y en la climatización del aire, con la consecuente disminución de la temperatura en verano y la habilitación de zonas de confort para los ciudadanos y ciudadanas.

El proyecto LifeWatercool implantará soluciones innovadoras en tres estancias denominadas zonas de confort de corta, media y larga duración, en función del tiempo de permanencia en ellas, siendo una parada de autobús, una zona de un centro escolar y un parque respectivamente, que serán refrigeradas y climatizadas gracias a un sistema de recuperación de agua que utiliza energía fotovoltaica. Estos sistemas estancos de disipación y sumideros fríos híbridos desarrollados por la Universidad de Sevilla permitirán la producción de energía tanto en verano como en invierno.

Según Lucas Perea, en la zona de media estancia, además se ubicarán pérgolas semitransparentes que emitirán aire frío y crearán áreas con sombra para combatir el calor y en la zona de larga estancia se construirá una fuente y unos «árboles de viento», que proporcionarán aire frío para refrescar el ambiente.

Asimismo, continuó, el proyecto LifeWatercool contempla el desarrollo de dos herramientas, una APP y una web que permitirán a usuarios públicos o privados elaborar un prediseño en 3D de una calle y valorar cómo la ubicación del arbolado, por ejemplo, puede luchar contra los efectos del cambio climático. Estas herramientas, que están actualmente en desarrollo, permitirán también el rediseño de las calles creando espacios más confortables.

En la ADAPT to Climate Conference participaron también representantes de Grecia, Chipre, Francia, Alemania, Italia y Países Bajos con el objetivo de compartir proyectos y experiencias de adaptación al cambio climático. Por parte de España, además de EMASESA, participaron expertos de Andalucía, Murcia, Barcelona, País Vasco y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El proyecto LifeWatercool, en el que participan también la Universidad de Sevilla, el Ayuntamiento de Sevilla, la empresa de tecnología S-Dos y la Agencia EFE, está cofinanciado por la iniciativa Life de la Unión Europea (único instrumento financiero de la UE dedicado, de forma exclusiva, al medio ambiente) y tiene como objetivo desarrollar y probar soluciones innovadoras para hacer frente a las altas temperaturas, tanto en exteriores como en interiores, y con escorrentía temporal de agua y situaciones de sequía en un entorno urbano sujeto al cambio climático.

En este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 3.779.677,00 € y una financiación europea de 2.078.602,00 € para un plazo de duración que se inició el 1 de septiembre de 2019 y concluirá el 31 de agosto de 2023, la red de agua urbana actúa como la estructura básica para el desarrollo de soluciones verdes urbanas y medidas de enfriamiento para adaptarse a los efectos del cambio climático, maximizando la sostenibilidad de la ciudad y el bienestar de los ciudadanos.

La conferencia se puede escuchar en el siguiente enlace

EMASESA, tu empresa pública del agua