Sector y Junta se reúnen para el seguimiento y control de la calidad del agua de consumo en situación de sequía en Andalucía

Comisión técnica del sector del agua y la Junta de Andalucía para el control de la calidad del agua de consumo en sequía

La Comisión de Tratamiento y Calidad del Agua y el subgrupo de Laboratorios de la Asociación de Abastecimiento de Agua y saneamientos de Andalucía, ASA Andalucía, han mantenido un importante y necesario encuentro con los representantes de la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, a instancia de la propia Administración andaluza, para el seguimiento, evaluación y control de los parámetros de calidad del agua de consumo, especialmente en situación de sequía.

La reunión, celebrada este mes de octubre en el Salón de Actos de Emasesa en Sevilla con la bienvenida inicial del consejero delegado, Manuel Romero, ha tenido lugar a propuesta de la propia Autoridad Sanitaria de la Junta de Andalucía, con el propósito de abordar, de forma coordinada y colaborativa entre el sector y la Consejería competente, las claves, necesidades y prioridades para velar por la calidad en la prestación de este servicio básico y esencial, y en definitiva por el bienestar ciudadano.

Tanto el sector andaluz del agua, representado en una treintena de asistentes de las entidades asociadas de ASA que integran esta comisión técnica, como la Junta de Andalucía, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Consumo, han abordado en profundidad y desde la máxima rigurosidad y especialización, la presencia de trihalometanos en agua de consumo en la actual situación de sequía, en el marco de un necesario marco de evaluación del riesgo ante la conocida bajada de agua embalsada en la comunidad autónoma, con la derivada elevación de la concentración de contaminantes en ella, entre otros posibles factores de cambio susceptibles de comprobación, registro y valoración.

El objeto de la reunión ha sido poner en común situaciones y circunstancias de diario en este ámbito de gestión, proponiendo fórmulas de trabajo paralelas y tratando de marcar las pautas y medidas correctas conforme al protocolo de vigilancia más adecuado, y definir así un criterio equitativo para afrontar posibles problemas en determinadas zonas de Andalucía, optimizando la gestión de las causas de riesgo, su tratamiento y gestión para la seguridad ciudadana.

Así, se han analizado propuestas y líneas de actuación ante la situación de sequía y recomendaciones de control de parámetros adicionales y específicos por parte tanto de la Administración hidráulica como de los operadores encargados del tratamiento y abastecimiento de agua en las ciudades y municipios, así como el cumplimiento de determinados valores paramétricos a tener en cuenta de cara a los dos próximos años, 2024 y 2025, para la garantía y seguridad hídrica de la sociedad.

Los asistentes han debatido sobre diversos aspectos de interés y relevancia tales como la frecuencia de muestreo y tipos de análisis a realizar en laboratorios, parciales o completos, para el cumplimiento de dicho objetivo en términos de salubridad y cuidado del agua, con la finalidad de alcanzar la máxima eficacia de los tratamientos actuales en las ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) de aguas superficiales. Algunas de las áreas de trabajo identificadas son el establecimiento de medidas preventivas y acciones correctoras, en su caso; la implantación de sistemas de vigilancia ambiental; la instauración de valores umbrales de seguimiento y de actuación; y la intensificación de la capacidad analítica, entre otros.

La realidad es que la presente situación de sequía extrema que sufre la Comunidad Autónoma de Andalucía está generando la bajada del nivel de agua almacenada en los embalses utilizados para abastecimiento a mínimos históricos.

Esta situación requiere un esfuerzo adicional de control y seguimiento tanto de la cantidad como de la calidad del agua destinada al abastecimiento de la población.

Por esta razón, desde la Junta de Andalucía y desde el sector de la gestión de los servicios de aguas representado en ASA, se aboga por la creación y el impulso de grupos de trabajo de este tipo en el ámbito de esta materia de interés común, para la coordinación y colaboración permanente entre los distintos agentes implicados, para la definición de patrones y la elaboración de documentación alineada sobre los distintos aspectos relacionados con los parámetros principales de seguimiento y control, lo cual facilite una óptima labor y función por parte de todos, administraciones, empresas, asociaciones profesionales, etc.

Por parte de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Consumo, han estado presentes en el encuentro el subdirector de Protección de la Salud, Ulises Ameyugo; Francisco José Marchena, jefe de servicio de Salud Ambiental; y María Emilia Hervás, jefa del Departamento de Aguas de Consumo.

Desde ASA Andalucía, las entidades participantes a través de sus respectivos representantes en esta comisión técnica son Acosol, Aguas de Córdoba, Aguas de Huelva, Aguas del Huesna, Aljarafesa, Aqualia, Consorcio de Aguas Plan Écija, Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana, EMASA, GIAHSA, Hidralia y la propia Emasesa.