Descárgate la APP 'Mi Emasesa' en
Inicio/Noticias/Emasesa amplía hasta el 15 de enero el proceso participativo para definir su Plan de Emergencia Climática

Emasesa amplía hasta el 15 de enero el proceso participativo para definir su Plan de Emergencia Climática

Corresponsabilidad y participación. Esas son dos de las principales claves ante una crisis climática sin precedentes y en la que todos los ciudadanos estamos llamados a hacernos corresponsables en la toma de decisiones para priorizar medidas para frenarlo, más aún cuando la Covid-19 ha demostrado que el agua es un bien central en el funcionamiento de nuestras ciudades y una ventana de oportunidad para concienciarnos de la importancia de la participación.

No sólo se trata de saber si lo que hacemos está bien hecho, sino qué impacto producimos sobre la ciudadanía. Debemos ser un actor clave de la transformación social, así es como lo veo y, para ello, tenemos qué conocer su percepción sobre nosotros y potenciar su corresponsabilidad

Con este espíritu, Emasesa amplía hasta el 15 de enero el proceso de participación ciudadana para su Plan de Emergencia Climática, en el que ya se está trabajando a través de mesas técnicas y recopilando las aportaciones de numerosas entidades públicas y privadas que representan a la sociedad sevillana.

Emasesa lleva desde el mes de septiembre diseñando el que será el Plan de Emergencia Climática de la empresa pública a través de un proceso participativo que responde a la necesidad de tomar constancia de la variedad de situaciones, visiones y problemáticas que afectan a los diferentes sectores sociales involucrados frente a la emergencia climática.

Desde noviembre de 2017, con la creación del Observatorio del Agua, el usuario se ha situado en el centro del modelo de cogobernanza de la gestión del agua, en la que la ciudadanía, su participación, es uno de los elementos claves en todas sus actuaciones. Siguiendo este modelo, la ciudadanía puede hacer valer su voz en un proceso participativo en el que todos somos corresponsables de las medidas a adoptar ante la emergencia climática.

“No sólo se trata de saber si lo que hacemos está bien hecho, sino qué impacto producimos sobre la ciudadanía. Debemos ser un actor clave de la transformación social, así es como lo veo y, para ello, tenemos qué conocer su percepción sobre nosotros y potenciar su corresponsabilidad”, asegura el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop.

En este momento se encuentra abierto el plazo de consulta ciudadana para la redacción del Plan de Emergencia Climática, dando así a la población la posibilidad de participar activamente en la definición de este Plan. Para que la participación sea amplia, Emasesa ha prolongado el plazo de participación hasta el 15 de enero, que se puede articular a través de la web participacion.emasesa.com

 

Amplia participación

Hasta el momento, las diferentes mesas de participación han contado con las aportaciones de técnicos expertos de diferentes entidades e instituciones públicas. Del ámbito de la sociedad destacan la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (AEOPAS), la Universidad de Sevilla (también de la facultad de Arquitectura), la Oficina de Planificación Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, WWF, Red Sevilla por el Clima,  Asociación de Energías Renovables de Andalucía, Colegio de Ambientólogos de Andalucía, UCA-UCE, Fundación Savia, Forética, Unión de consumidores de Sevilla (UCS), el Máster de la Universidad de Arquitectura Sostenible, y FACUA Sevilla.

Además de la Junta de Andalucía y de la Oficina de Cambio Climático, por parte de las entidades locales de la provincia han participado la Agencia Local de la Energía de Sevilla; la Delegación de Medio Ambiente de La Rinconada; el Área Especial de Acción Ecologista, Políticas Animalistas y Consumo y el Área de Hábitat Urbano de Camas; la Delegación de Deportes, Transición Energética y Medio Ambiente de San Juan de Aznalfarache; Arquitectura Municipal de La Puebla del Río; Delegación de Fuente del Río y la Delegación de Parques y Jardines de Dos Hermanas; Medio Ambiente de Alcalá de Guadaíra; y  la Delegación de Programas Europeos, Pesca, Juventud, Medio Ambiente y Deportes y el Ayuntamiento de Coria del Río.

Objetivos y plazos

El objetivo es tener en el primer trimestre de 2021 “un Plan de todos” que se desarrolle con un horizonte con dos periodos, uno a corto plazo hasta 2023 y otro a largo plazo, hasta 2030, aunque las previsiones dependerán de los fondos de reestructuración que vengan desde Europa.

El Plan es un reto que responde a un interés social, con un enfoque basado en los derechos humanos y que promueve el fortalecimiento de la capacidad de adaptación de todas las personas, especialmente de las más vulnerables y de las generaciones futuras.  El Plan de Emergencias Climática de Emasesa va a contar con unas medidas “urgentes, contundentes y efectivas para acelerar la adaptación de nuestra área metropolitana ante los episodios climatológicos de los próximos años y mitigar sus efectos a corto y largo plazo”, aseguran desde la empresa pública.

Este Plan ubica a las personas en el centro para que las respuestas que se desarrollen en aras a afrontar esta situación de emergencia, “acompañen a los colectivos más amenazados y vulnerables, garantizando el acceso universal al agua y sin dejar a nadie atrás. Y por supuesto, que no hipotequen a nuestras generaciones futuras”, apuntan.

Hasta el momento, el proceso de participación en la redacción del Plan de Emergencia Climática ha evidenciado el compromiso de las personas participantes en el cumplimiento de las decisiones adoptadas. También es destacable la calidad de las decisiones por incorporar, “ya que contamos con más puntos de vistas y más puntos de análisis”, así como la responsabilidad compartida por las consecuencias de las decisiones. Y el último aspecto es la legitimación de la toma de decisiones que aporta un proceso participativo de estas características.

Emasesa también tiene en marcha un proceso participativo, con el mismo formato, para la redacción de su Plan de Emergencia ante situaciones de Sequía, también abierto a consulta ciudadana, con el que se establecen los ejes y líneas de trabajo, los objetivos y las principales actuaciones del gobierno municipal durante un periodo de cuatro años.

Entre los proyectos más relevantes se encuentran los que están enfocados a la búsqueda de fuentes alternativas, como son las aguas subterráneas y la potenciación del uso de las aguas regeneradas.

Proyectos de Emasesa ante el Cambio Climático

  • Reducción de las emisiones a cero: Apuesta por la eficiencia energética y las energías renovables, produciendo energía hidroeléctrica en el Gergal y el Salto de la Trocha, y generación de energía para autoabastecimiento con una planta solar fotovoltaica en las instalaciones del Carambolo.
  • Eficiencia en el ciclo verde del agua: Reducción de la captación de agua disminuyendo los consumos mediante la telelectura y mejora de los sistemas de vigilancia y control de calidad de las aguas, con técnicas analíticas para reducir los contaminantes y microorganismos emergentes.
  • Economía circular: proyecto Mitlop: Reducción de la generación de residuos con medidas como el proyecto Mitlop, con un modelo de gestión de lodos de depuración y otros residuos orgánicos cerrando el ciclo urbano del agua, facilitando además el tratamiento de otros residuos.
Participa

Toda la información en participacion.emasesa.com

EMASESA, tu empresa pública del agua