Inicio/Noticias/Proteger al árbol. Objetivo en las obras que efectúa Emasesa

Proteger al árbol. Objetivo en las obras que efectúa Emasesa

Una especial protección a las diferentes especies vegetales de y zonas verdes en espacios públicos, condiciona las formas de trabajo de la empresa pública del agua en todas sus intervenciones

El compromiso asumido por Emasesa con el medioambiente se traduce en acciones, hábitos y sensibilidades que se concretan en actuaciones  para la protección del arbolado que va incorporando la empresa pública en sus procedimientos, en el día a día, en las intervenciones que se ejecutan en el viario de las poblaciones donde la empresa presta servicio y que son, quizás, las más visibles ante los usuarios.

A acciones puntuales  como  la reforestación del entorno de la presa del Gergal, o la recuperación de espacios degradados en el corredor ecológico en el encauzamiento del río Guadaira, (Sevilla-Dos Hermanas) con siembras masivas de árboles y arbustos,  hay que sumar el especial tratamiento que se contempla con todas las especies vegetales, zonas verdes y arboledas de los espacios urbanos, donde la empresa ejecuta obras de conservación o mejoras  de las redes, donde se ponen en marcha una serie de protocolos y cuidados encaminados a la total protección de zonas verdes y arbolados.

 

¿Cómo se interviene?

Un caso concreto que puede ilustrar perfectamente estos procedimientos es la obra que en estos días se ejecuta en la calle José María de Pereda, donde aparece una amplia arboleda en los espacios a reurbanizar y donde se aplican entre otras las siguientes medidas para su total protección.

Previo al inicio de las obras, y como medida general, se realizan una serie de catas (orificios controlados en zonas de la obra, donde además de comprobar la existencia de otros servicios, se busca la existencia de raíces de la arboleda existente) que ofrecen una primera información para prevenir posibles daños durante  los movimientos de tierras.

Se realiza una doble protección marcando un perímetro de 3 x 3 metros, y se marca una circunferencia de 3, 60 metros de diámetro en cuyo perímetro no permite en los trabajos ninguna maquinaria, por lo que todos los trabajos para descubrir este espacio y localizar las raíces de la arboleda se hace de manera manual, casi como si se tratase de una excavación arqueológica, dejando las citadas raíces descubiertas, las principales y eliminando algunas raíces de absorción que se encuentren en mal estado.

Las calicatas que se  han de ejecutar para conectar las acometidas domiciliarias a la red general se realizan por debajo de estas raíces, también de manera manual, evitando cualquier daño a la arboleda, tapándose a posteriori y desarrollando un alcorque  amplio y más adaptado a las dimensiones del árbol.

En paralelo, los troncos de los árboles son protegidos con listones de madera si el grosor de su tronco lo requiere, cuando la sección del tronco es más pequeña, se protege con un tubo corrugado que evita cualquier posible herida a la corteza por roces  fortuitos.

Previo a los inicios de obras, Parques y Jardines revisa la situación de ramas de la arboleda y sanea aquellas que puedan necesitar su tala, al tiempo que proceden a curar la corteza del árbol si cuenta con alguna herida en ella. Hay que recordar, que Emasesa sigue en todo momentos las directrices de Parques y Jardines adecuando sus actuaciones a las Ordenanzas de este servicio municipal.

Todas estas medidas se dirigen a cumplir ese objetivo altamente valorado en la empresa pública del agua: proteger el arbolado en todas sus intervenciones, promoviendo al mismo tiempo el desarrollo y cuidado  de zonas verdes en la ciudad para la transformación que necesita una ciudad en emergencia climática.

 

 

 

ORDENANZA DE ARBOLADO, PARQUES Y JARDINES PÚBLICOS EN EL MUNICIPIO DE SEVILLA EN EL ANEJO AMBIENTAL DE LOS PROYECTOS DE OBRA DE EMASESA.
Emasesa incluye en todos sus proyectos de obra, en el anejo ambiental artículos de los Capítulos IV y VIII procedentes de  Ordenanza de Parques y Jardines de 15 de diciembre de 2005 que hacen referencia a: Protección de los elementos vegetales, protección del arbolado durante obra, apertura de zanjas, vertido de líquidos nocivos y uso indebido del arbolado donde se recogen claras directrices para salvaguardarlos en los procesos de intervención en viales y zonas comunes.

 

EMASESA, tu empresa pública del agua